Pilar Abella

INICIO

CURRÍCULUM

TEXTOS

GALERÍA

LIBRO DE VISITAS

CONTACTAR

 

Para Pilar Abella (Ama la pintura)

Clausurado en un guisante
el gorgojo prudente
vacila entre la introversión y la misantropía.

Al punto de despuntar
se encelda en las entrañas
no para nacer de nuevo,
sino para enterrarse.
No se satisface con menos
que con todo pero,
como poco le parece,
se retira desilusionado
a la grandeza de su esperanza frustrada,
a la ruindad de su socavado grano.

Todo lo ocupa su conocimiento,
alivio de su soledad,
aunque no su reconocimiento.
No revienta de desconocimiento,
su melancolía lo entretiene
deteniéndolo.
Quisiera vivir en la nada
el que es todo inteligencia.

Si el pesimismo, corazón de la prudencia,
es sombra tan fulgurosa,
¡cómo sería la luz!

Engalana sus breves líneas
el mosquito
con la bizarría del garbo
y con las precisas exigencias de la esencia.
Los segmentos de sus patitas
señalan la distancia
entre la vida y el vacío.

Inclino mi oreja a su sabio zumbido
que es sabiduría superflua para el insecto
y prolija para el que no quiere oír.

Fernando Arrabal
París, Enero de 2002

 

Pilar Abella - pintora@pilar-abella.com